Concluido el componente clave del prototipo

26/04/2015

Una de las piezas centrales y más innovadoras en la construcción de la plataforma mareomotriz del Proyecto Magallanes fue presentada en público.

 
Magallanes Renovables culminó la fabricación del componente más valioso y complejo del prototipo que servirá para obtener energía de las mareas. Se trata del centro de la turbina, el buje en el que se ensamblarán las tres palas bajo el mar.
 
El componente ha sido diseñado por Magallanes Renovables y la Universidade de Vigo, con aportaciones de la ingeniería especializada de la empresa colaboradora Coterena y la implicación tecnológica de 14 empresas de ingeniería y proveedores; pesa 15,5 toneladas, con 3,5 metros de largo.
 
La tecnología aplicada es de paso variable, para aprovechar las subidas y bajadas de las mareas, siendo la única pieza de estas características que permite mover el ángulo de las palas 270 grados.
 

Imagen de la pieza en la que se ensamblarán las tres palas del prototipo.
 
El conselleiro de Economía e Industria de la Xunta de Galicia, Francisco Conde, visitó las tareas de ensamblaje del buje en la planta de Coterena en Vigo, empresa especializada en ingeniería de alto desarrollo tecnológico con amplia experiencia en la industria naval. El representante del gobierno autonómico destacó el papel de la colaboración empresarial y de la cooperación tecnológica entre los centros de investigación y conocimiento gallegos.
 
El Proyecto Magallanes continúa el desarrollo y construcción en Galicia de su prototipo capaz de generar energía a partir de las corrientes de las mareas. Se trata del primer proyecto español desarrollado a partir de tecnología flotante y uno de los que se encuentra en más avanzada fase de I+D+i del mundo. El proyecto ha sido concebido, producido y desarrollado en Galicia, en un proceso de 8 años de investigación y pruebas en el que han participado más de 40 investigadores de las tres universidades gallegas y otros centros tecnológicos.
 
Magallanes Renovables ha invertido casi 8 millones de euros en I+D+i y prevé una inversión total de 13 millones de euros hasta llegar a la fase de comercialización en el plazo de un año.
El Proyecto Magallanes se basa en producir y desarrollar en Galicia las plataformas que serán exportadas a las áreas con mayor intensidad y velocidad de las corrientes mareales.
El Proyecto Magallanes ya fue testado a finales de 2014 en el EMEC (Centro Europeo de Tecnologías Marinas, en sus siglas en inglés) con el modelo Magallanes a escala 1/10. Actualmente continúa el montaje y ensamblaje de la plataforma flotante en el Astillero Cardama de Vigo.